Topol (SS-25 Sickle) (Misil Balístico Intercontinental)

El modelo denominado como Topol RS-12M (designación OTAN SS-25 Sickle) consiste en un potente misil balístico intercontinental, cuyo desarrollo fue aprobado en algún momento durante el transcurso del año 1977, por lo que se trata principalmente de un desarrollo adicional del misil balístico conocido bajo el nombre de RSD-10 Pioneer (SS-20 Sable) que cuenta con un alcance intermedio, además de que las pruebas de vuelo fueron llevadas a cabo entre los años 1983 y 1987, tras lo cual el modelo Topol entró en servicio con las fuerzas soviéticas de misiles estratégicos en el año 1988, siendo de esta manera el primer misil balístico intercontinental móvil en poder de los soviéticos, aparte de que actualmente aún se encuentra en servicio con los rusos, de modo que el despliegue total de unos 360 ejemplares de este particular misil logró ser concretado en el año 1996. Por otro lado, algunas fuentes suelen afirmar que un total de 450 misiles fueron construidos cuando la producción del mismo llegó a su fin, de manera que ya para el año 2012, las fuerzas rusas de misiles estratégicos tenían un total de 162 misiles Topol operativos, además de que este misil cuenta con tres etapas y utiliza en todo momento combustible sólido, por lo que esta particular característica permitió montar el misil en un vehículo TEL con ruedas, aunque si bien es cierto que los misiles móviles son más costosos a nivel de mantenimiento y operación al momento de compararlos con los misiles basados en silos, al tiempo que requieren de más personal para poder ser utilizados, aparte de que el misil Topol tiene un alcance aproximado de unos 11.000 km y la cabeza de guerra que transporta pesa alrededor de 1.000 kg.

De igual forma, el mencionado misil tiene un único vehículo de reentrada con una capacidad de unos 550 kilotones, aunque igualmente se afirma que este misil tiene un CEP de entre unos 300 a 900 metros, además de que este lleva algunos señuelos consigo y puede superar sin muchos problemas la defensa aérea del enemigo, así como también sus sistemas de defensa contra misiles, aparte de que los misiles balísticos intercontinentales móviles en carretera son más difíciles de detectar e interceptar, al tiempo que presentan una alta probabilidad de supervivencia tras el primer asalto, una vez que el país ha sido atacado por una facción enemiga, de modo que una vez se haya entrado en alerta máxima, el Topol puede abandonar su base y operar adecuadamente en áreas forestales remotas con la intención de aumentar su nivel de supervivencia. Por otro lado, el modelo Topol puede lanzar su misil desde un sitio previamente preparado, un garaje especial con techo corredizo, o desde una posición no preparada durante su despliegue en el campo de batalla, además de que el vehículo TEL puede dejar su posición una vez que el misil haya sido lanzado, aunque durante el despliegue de campo, el lanzador TEL del Topol con su respectivo misil balístico puede ser escoltado por un vehículo de apoyo, un vehículo de control, un vehículo de señalización y hasta por un vehículo que cuente con tanques de combustible, así como una serie de otros vehículos militares con tropas, esto con la finalidad de garantizar la seguridad del misil.