RS-26 Rubezh (Misil Balístico Intercontinental)

El misil balístico intercontinental conocido bajo el nombre RS-26 Rubezh (ICBM) está actualmente en desarrollo en Rusia, de modo que está siendo desarrollado por el Instituto de Tecnología Térmica de Moscú, aunque si bien es cierto que se cree que el desarrollo del mismo comenzó a tener lugar en el año 2008, pero aún así las pruebas de vuelo en relación a este misil comenzaron en algún momento durante el transcurso del año 2012, siendo en dicho año cuando el misil demostró tener un alcance aproximado de unos 5.800 km, además de que su desarrollo estaba planeado originalmente para ser terminado en el año 2014, razón por la cual se planificó que el primer regimiento de los RS-26 entraría en funcionamiento en el año 2015. Por otro lado, este potente misil balístico pretende suprimir los sistemas de defensa antimisiles en toda Europa, al tiempo que también se pretende complementar la flota rusa de misiles balísticos como un sistema de armas más móvil y con un alcance mucho más corto, además de que se suele afirmar que el modelo RS-26 se basa principalmente en el Yars, de modo que de manera oficial, el RS-26 constituye un misil balístico intercontinental, aunque si bien es cierto que tiene una clase de peso muy diferente y es aún más pequeño que los actuales misiles balísticos intercontinentales Topol-M y Yars de origen ruso, por lo que en términos de dimensiones es evidentemente más similar al nuevo Bulava ruso que suele ser lanzado desde submarinos.

Adicionalmente, aunque el RS-26 es legalmente un ICBM, puede ser que la gama demostrada de 5.800 kilómetros esté realmente cerca de la gama máxima del misil, además de que también es importante señalar que el misil demostró tener este rango con tan solo una ojiva, razón por la cual es muy posible que no pueda demostrar adecuadamente el rango ICBM mediante el uso de ojivas múltiples, ya que en este caso, el mencionado misil caería en la clase de misiles balísticos de rango intermedio (IRBMs), aparte de que es igualmente importante mencionar que los misiles balísticos de alcance medio e intermedio con una autonomía de hasta 5.500 km están prohibidos tras el establecimiento del Tratado INF, de modo que los rusos encontraron una manera de lanzar un misil balístico de alcance intermedio y llenar el vacío que alguna vez fue cubierto por los IRBM RSD-10 Pioner (SS-20 Saber). En este mismo sentido, también desde el año 2007, los rusos declararon que el Tratado INF ya no servía a sus propios intereses, por lo que en el año 2012 Estados Unidos acusó a Rusia de violar el tratado desarrollando encubiertamente nuevos misiles balísticos, aunque muy a pesar de la polémica generada, ya para el año 2014, el misil RS-26 todavía no se había visto en público, además de que se estima que el misil en cuestión mide unos 12 m de largo y tiene un peso de lanzamiento de unas 36 t, siendo propulsado en todo momento por combustible sólido, aparte de que actualmente se desconoce si este misil lleva una sola ojiva o si cuenta con Vehículos Múltiples Independientes de Reingreso (MIRVs), pero lo cierto es que ambas configuraciones fueron probadas en el año 2013.

 

 

  • Puntuación
5

Resumen

El misil balístico intercontinental conocido bajo el nombre RS-26 Rubezh (ICBM) está actualmente en desarrollo en Rusia, de modo que está siendo desarrollado por el Instituto de Tecnología Térmica de Moscú, aunque si bien es cierto que se cree que el desarrollo del mismo comenzó a tener lugar en el año 2008, pero aún así las pruebas de vuelo en relación a este misil comenzaron en algún momento durante el transcurso del año 2012, siendo en dicho año cuando el misil demostró tener un alcance aproximado de unos 5.800 km, además de que su desarrollo estaba planeado originalmente para ser terminado en el año 2014, razón por la cual se planificó que el primer regimiento de los RS-26 entraría en funcionamiento en el año 2015. Por otro lado, este potente misil balístico pretende suprimir los sistemas de defensa antimisiles en toda Europa, al tiempo que también se pretende complementar la flota rusa de misiles balísticos como un sistema de armas más móvil y con un alcance mucho más corto, además de que se suele afirmar que el modelo RS-26 se basa principalmente en el Yars, de modo que de manera oficial, el RS-26 constituye un misil balístico intercontinental, aunque si bien es cierto que tiene una clase de peso muy diferente y es aún más pequeño que los actuales misiles balísticos intercontinentales Topol-M y Yars de origen ruso, por lo que en términos de dimensiones es evidentemente más similar al nuevo Bulava ruso que suele ser lanzado desde submarinos.

Sending
User Review
0 (0 votes)