Harpoon (Misiles Anti-Buque)

El poderoso misil anti-buque modelo Harpoon que podemos apreciar aquí, es probablemente el arma más común de este tipo dentro de toda la Zona Occidental del planeta, aunque si bien, tras empezar a ser producido por McDonnell Douglas (el cual ahora forma parte de Boeing) en el año 1975, más de 7.000 unidades de este tipo de misiles han llegado a ser producidos, de manera que estos equipan a una enorme cantidad de barcos alrededor de todo el mundo a un precio relativamente bajo, el cual apenas alcanza la cantidad de 1,5 millones de dólares americanos.

Asimismo, este sistema de armamento es realmente muy versátil, ya que puede ser lanzado desde una amplia variedad de vehículos militares como aviones, camiones, y hasta submarinos, además de que el Harpoon es un explosivo de alto poder subsónico que realiza un seguimiento de su potencial objetivo usando un radar activo y que detona inmediatamente tras el contacto. En este mismo sentido, el misil Harpoon está equipado con una ojiva explosiva de penetración, la cual cuenta con alrededor de unos 221 kilogramos de peso, aparte de poseer una propulsión que proviene de un turborreactor modelo Teledyne CAE J402-400, el cual le proporciona unos 300 kilogramos de empuje, permitiendo así que el Harpoon alcance una velocidad que se acerca demasiado al Mach 0,5 (617 km / h).

Por otra parte, es importante señalar que el misil Harpoon ha pasado por varias etapas de desarrollo que son denominadas bloques, de manera que el modelo inicial se conoce como Bloque 1. En este mismo sentido, cuando este misil de combate logra acercase a su potencial objetivo, el Bloque 1 del Hapoon incrementa la altura antes de dar el salto hacia su objetivo, aunque para el Bloque 1B se ha eliminado completamente esta característica en particular, mientras que para el Bloque 1C se tiene disponible como algo opcional.

No obstante, el Bloque 1D, constituye un modelo de producción totalmente limitada, aunque este tenía una mayor capacidad de alcance y habilidad de re-ataque (es decir, la capacidad de atacar de nuevo si se perdió la primera vez). En este mismo sentido, el Bloque 1G es una versión mejorada del SLAM-ER, en fase de desarrollo, con la habilidad de re-ataque y que además cuenta con la capacidad para efectuar la comparación de imágenes, aparte de que el Bloque 1J es una propuesta de mejora para que el misil Harpoon sea capaz de disparar a objetivos ubicados en tierra y mar, lo que contribuye enormemente a eliminar la necesidad tanto para el SLAM y el Harpoon del tipo estándar.

Sin embargo, el denominado Bloque 2 constituye el modelo operativo más nuevo de entre toda la línea Harpoon, aparte de que las nuevas características incluyen una notable mejora en su resistencia a las contramedidas y una mejor selección de objetivos potenciales. En este mismo sentido, se prevé su entrada en servicio para el año 2017, aunque el Harpoon nueva generación tiene un rango totalmente mejorado, algo que se debe en gran parte a la existencia de un motor más eficiente a nivel del consumo de combustible y a que posee una ojiva mucho más ligera de lo habitual.