BGM-109 Tomahawk (Misil de Crucero Naval)

 

El Raytheon (originalmente conocido como General Dynamics) BGM-109 Tomahawk representa sin lugar a dudas el más conocido y quizás el más utilizado de los misiles de crucero en la zona de Occidente, ya que es perfectamente capaz de llevar una carga muy pesada hasta una distancia bastante considerable, aparte de que también puede ser lanzado desde una multitud de plataformas muy diferentes. Asimismo, los primeros orígenes del misil Tomahawk los podemos rastrear desde los años 70, justo en el momento cuando la Armada de los Estados Unidos comenzó a mostrar un gran interés por los misiles de crucero, los cuales podían ser lanzados desde cualquier tipo de submarinos de combate, algo que ocurría por primera vez desde las nefastas regulaciones existentes durante la década de 1950.

En relación a lo anterior, inicialmente se estudiaron dos enfoques posibles para su implementación; en primer lugar, un misil grande de tamaño similar a un misil balístico de lanzamiento submarino (SLBM) (como los misiles de crucero que eran utilizados comúnmente en los submarinos soviéticos de aquella época), o un misil mucho más pequeño, el cual potencialmente podría ser lanzado desde un tubo de torpedo convencional. Sin embargo, durante el mes junio del año 1972, la Armada Estadounidense optó por adquirir solamente el menor de estos dos misiles, y ya para el mes de noviembre de ese mismo año, una solicitud de propuestas para esta nueva arma fue remitida hacia la Industria de la Defensa.

De esta forma, el programa fue designado poco después bajo el nombre de “Misil de Crucero Lanzado desde Submarinos” (SLCM por sus siglas en inglés), por lo que las propuestas para el SLCM comenzarían a ser entregadas en un lapso comprendido por los próximos dos años, aunque ya para el mes de enero del año 1974, la Armada decidió llevar a cabo formalmente una serie de pruebas entre los prototipos de los dos diseños más prometedores; la propuesta de General Dynamics, y la propuesta de LTV, los cuales fueron designados como ZBGM-109 y ZBGM-110 respectivamente.

Asimismo, las rigurosas pruebas entre el ZBGM-109 y ZBGM-110 se llevaron a cabo durante el mes de febrero del año 1976, tras las cuales el ZBGM-109 fue declarado ganador indiscutible de la competición previa al desarrollo del SLCM definitivo, aunque la Armada también decidió que el nuevo misil debería poder ser lanzado desde buques situados en la superficie, razón por la cual el SLCM fue designado nuevamente bajo el acrónimo de “Misil de Crucero Lanzado desde el Mar”, así que ahora re-designado como el YBGM-109A, tendría un desarrollo aún más exhaustivo, varias pruebas intensivas y un refinamiento continuó durante toda la década de 1980.

Por otra parte, el primer lanzamiento registrado de un Tomahawk desde un buque de superficie ocurrió durante el mes de marzo del año 1980, teniendo lugar a bordo del destructor DD-976 Merrill, aunque su primer lanzamiento desde un submarino se llevaría a cabo durante el mes de junio de ese mismo año por medio del SSN-665 Guitarro. En este mismo sentido, la producción de este interesante misil ya había estado en marcha durante algún tiempo, al igual que las distintas pruebas de desarrollo, por lo que finalmente se concluyó a principios del año 1983; de manera que ya para marzo de ese mismo año, la Armada de los Estados Unidos declaró formalmente al BGM-109 Tomahawk como operativo. De igual manera, el misil de crucero Tomahawk ha diseñado para ser lanzado desde buques y lanzadores situados en tierra (designación BGM), desde submarinos (denominación UGM) y desde aviones de combate (designación AGM).

 

 

  • Puntuación
5

Resumen

El Raytheon (originalmente conocido como General Dynamics) BGM-109 Tomahawk representa sin lugar a dudas el más conocido y quizás el más utilizado de los misiles de crucero en la zona de Occidente, ya que es perfectamente capaz de llevar una carga muy pesada hasta una distancia bastante considerable, aparte de que también puede ser lanzado desde una multitud de plataformas muy diferentes. Asimismo, los primeros orígenes del misil Tomahawk los podemos rastrear desde los años 70, justo en el momento cuando la Armada de los Estados Unidos comenzó a mostrar un gran interés por los misiles de crucero, los cuales podían ser lanzados desde cualquier tipo de submarinos de combate, algo que ocurría por primera vez desde las nefastas regulaciones existentes durante la década de 1950.

Sending
User Review
0 (0 votes)