MTU-90 (Puente Blindado)

El puente blindado conocido bajo el nombre de MTU-90 fue especialmente diseñado para lanzar un puente para el paso de tanques de guerra y otros vehículos de combate a través de las trincheras y obstáculos acuáticos en condiciones de combate, aunque si bien es cierto que en algunas ocasiones se le suele denominar como el modelo Gusenitsa-1, además de que fue inicialmente desarrollado con la intención de reemplazar a los ya viejos puentes blindados del modelo MTU-20 y MTU-72 respectivamente, estando basado por completo en los tanques de guerra T-55 y T-72, de modo que la fase de desarrollo del modelo MTU-90 ya ha sido completada, por esta razón fue oficialmente aprobado para su posterior producción en masa por parte del Ejército Ruso, siendo este un acontecimiento que tuvo lugar en algún momento durante el transcurso del año 1997, pero lamentablemente no se recibieron las órdenes de producción, al tiempo que este particular “bridgelayer” también está siendo propuesto ante potenciales clientes de exportación, aparte de que el puente blindado MTU-90 está basado en un chasis modificado del tanque modelo T-90. Por otro lado, es igualmente importante señalar que dicho modelo de tanque todavía se encuentra en servicio con el Ejército de Rusia, además de que el vehículo de ingeniería al cual estamos haciendo referencia está equipado con un puente que consta de tres partes y que corresponde a la clase de carga MLC-50, el cual se lanza siempre sobre la parte frontal del chasis, de modo que dicho puente tiene una longitud total de unos 25 metros y cubre una brecha equivalente a unos 23 metros, al tiempo que puede transportar cargas de hasta unas 50 toneladas, a la vez que el modelo MTU-90 es perfectamente capaz de lanzar su puente en un lapso de apenas 2 a 3 minutos, aparte de que este impresionante vehículo militar ofrece un alto nivel de protección para la tripulación, ya que la colocación y posterior recuperación del puente es realizada en todo momento por la tripulación del mismo sin que ninguno de sus integrantes tenga que salir de la cabina.

En concordancia, los desarrolladores de este vehículo suelen afirmar que el mismo es capaz de proporcionar toda la protección necesaria contra las municiones que han sido especialmente diseñadas para llevar a cabo la perforación de armaduras, así como también contra los proyectiles de carga incendiaria y hueca, además de que el vehículo en cuestión está equipado con un sistema de protección de tipo NBC para la tripulación y con un sistema automático que se encarga de la supresión de fuego, a la vez que el modelo MTU-90 puede lanzar un puente en cualquier momento del día o durante la noche y bajo todas las condiciones atmosféricas posibles, al tiempo que este impresionante vehículo de ingeniería igualmente ha sido dotado con un equipo especial para la conducción nocturna, de modo que este puente blindado es propulsado en todo momento por un motor diesel modelo V-84MS turbocompresor, el cual le permite desarrollar alrededor de unos 840 Caballos de Fuerza (HP), aunque si bien es cierto que este mismo motor fue utilizado en la producción inicial de los tanques de guerra modelo T-90. Por otro lado, parece que este vehículo blindado es también compatible con los kits para el vadeo profundo disponibles en el mercado, además de que el modelo MTU-90 es igualmente compatible a nivel operacional con el puente mecanizado TMM-6, el cual por cierto se basa en el chasis modelo MZKT-7930 8×8 basado en ruedas, siendo capaz de transportar, colocar y recuperar una sección de puente utilizada normalmente por el TMM-6, aparte de que el MTU-90M constituye una versión mejorada relativamente reciente y que a su vez cuenta con un puente algo más corto, por lo que puede abarcar una brecha de unos 19 m, pero a pesar de tener una longitud más corta que el modelo original, este puente puede transportar cargas de hasta unas 60 t, en clara oposición a las 50 t de capacidad para la versión anterior, de modo que el modelo MTU-90M fue aceptado para servir dentro de las filas del Ejército Ruso en algún momento durante el transcurso del año 2013, a la vez que Azerbaiyán ordenó un número no revelado de estos particulares puentes blindados para integrarlos a sus fuerzas, por lo que se esperaba que las entregas al destinatario comenzaran a tener lugar durante el año 2014.