K1 AVLB (Puente Blindado)

El modelo conocido bajo el nombre K1 AVLB consiste en un vehículo de ingeniería que fue especialmente diseñado para lanzar, transportar y recuperar puentes de asalto, además de que esta misma maquinaria de guerra ha sido desarrollada con la intención de satisfacer las necesidades operacionales del Ejército Surcoreano por parte de la empresa Rotem en colaboración directa con Vickers Defense Systems (ahora llamada BAE Systems), por lo que el contrato de desarrollo fue establecido en algún momento durante el transcurso del año 1989, al tiempo que el fabricante Rotem se encargó de desarrollar el chasis del vehículo en cuestión, mientras que la gente de Vickers Defense Systems se dio a la tarea de desarrollar un sistema de lanzamiento especial para el puente, tras lo cual en el año 1993 se firma un nuevo contrato para la adquisición de 41 ejemplares operativos de este particular modelo de puente blindado, aunque si bien es cierto que los primeros vehículos de la producción fueron entregados al destinatario justo a mediados de los años 90, de modo que un total de 56 ejemplares del K1 AVLB fueron entregados posteriormente al Ejército Surcoreano, aparte de que también se ha ofrecido para los clientes de exportación, pero hasta el momento no ha habido ningún pedido. Por otro lado, este interesante vehículo de ingeniería está basado principalmente en un chasis modificado del tanque de guerra modelo K1, de modo que la torreta del mismo ha sido removida y reemplazada por un sistema de puente, además de que este vehículo de ingeniería lleva consigo un puente tipo tijera del modelo MLC-66, el cual por cierto cuenta con una longitud equivalente a unos 22 m y puede abarcar un espacio de hasta unos 20,5 m, al tiempo que pueden llevarse a cabo un par de combinaciones según sea necesario, aunque también se sabe que el puente antes mencionado tiene una capacidad útil de unas 66 t e igualmente puede ser atravesado por vehículos militares basados en ruedas o de rastreo, a la vez que el puente en cuestión pesa alrededor de unas 12,7 t, contando con una vida útil de más de 8.000 cruces, por lo que generalmente puede tomarse entre 3 a 5 minutos para lanzar un puente y otros 10 minutos más para recuperarlo, aparte de que este puente de asalto puede ser recuperado desde cualquier extremo.

De igual manera, el “bridgelayer” blindado modelo K1 cuenta con el mismo nivel de protección que el tanque de guerra conocido bajo el nombre de K1, además de que el vehículo al cual estamos haciendo referencia viene equipado con protección individual de tipo NBC y con un conjunto completo de sistemas automáticos especialmente diseñados para la supresión de fuego, al tiempo que este interesante vehículo de ingeniería cuenta con la suficiente capacidad para albergar a una tripulación de tan solo dos personas, incluyendo tanto al conductor y al comandante (quien hace las veces de operador del puente), aunque si bien es cierto que de manera similar al tanque modelo K1, este particular “bridgelayer” está equipado con una potente ametralladora de unos 7,62 mm, la cual por cierto va montada justo sobre la cúpula del comandante, de modo que es igualmente importante destacar que la mayoría de los otros puentes blindados no llevan consigo armamento de carácter defensivo, aparte de que el modelo AVLB K1 posee el mismo nivel de movilidad entre terrenos que el tanque de guerra denominado como el K1. Por otro lado, tenemos que este impresionante vehículo de ingeniería suele ser propulsado en todo momento por un potente motor diesel turbocompresor modelo MTU MB 871 Ka-501 de origen alemán, el cual le permite desarrollar alrededor de unos 1.200 Caballos de Fuerza (HP), además de que este mismo motor es producido bajo licencia dentro del territorio de Corea del Sur, aparte de que el vehículo en cuestión tiene una barra de torsión tipo híbrida y una suspensión de carácter hidroneumática, al tiempo que se puede ajustar para adaptarse a las condiciones específicas del terreno.