K1 ARV (Vehículo Blindado de Recuperación)

El vehículo blindado de recuperación conocido bajo el nombre de K1 (ARV) fue concebido inicialmente para recuperar a los vehículos volcados o dañados en el campo de batalla, además de que también es capaz de proporcionarles servicio de mantenimiento o remolcarlos hasta las unidades de mantenimiento más cercanas, de modo que fue desarrollado en su momento por la gente de la Hyundai Rotem para cumplir con los requerimientos del Ejército Surcoreano, por esta razón el desarrollo del mismo se inició a finales de la década de los 80 y fue asistido en todo momento por el fabricante alemán Rheinmetall. En este mismo sentido, el K1 ARV logró entrar en servicio en algún momento durante el transcurso del año 1993, desde entonces se ha ofrecido ante potenciales clientes de exportación, pero hasta el día de hoy no se ha emitido ninguna orden de producción adicional, aparte de que el ARV K1 se basa principalmente en un chasis modificado del tanque de guerra modelo K1, estando equipado con una potente grúa, un cabrestante y un bulldozer que va montado en la parte delantera, mientras que algunos de sus componentes provienen del vehículo blindado de recuperación modelo Buffel fabricado en Alemania.

Por otra parte, la grúa de este impresionante vehículo blindado de recuperación funciona hidráulicamente y puede elevar hasta unas 25 t, lo que le hace muy adecuado para llevar a cabo la mayoría de las misiones, aunque si en algún momento se excede la carga admisible, se producirá un corte automático, además de que la grúa suele ser controlada por medio de la utilización de un joystick, siendo perfectamente capaz de levantar la torreta de un tanque de guerra modelo K1, al tiempo que también se utiliza para levantar los powerpack de este mismo vehículo de combate, aparte de que si es necesario realizar reparaciones en la suspensión de un vehículo, la grúa puede levantar la parte delantera o la parte trasera del mismo para permitir el acceso al sistema dañado. Por otro lado, este vehículo de recuperación blindado también está equipado con un cabrestante con una capacidad de 35 t, la cual se puede aumentar hasta 70 t con la adición de una polea de guía, de modo que el mencionado cabrestante tiene una longitud de cable de unos 150 m, sirviendo para recuperar los vehículos que se encuentren sumergidos o dañados, además de que el bulldozer que va montado en la parte delantera es accionado hidráulicamente, por lo que se utiliza generalmente para estabilizar el vehículo durante las operaciones de estiramiento y de uso del cabrestante, aunque si bien es cierto que también se utiliza para realizar trabajos de movimiento de tierras con una capacidad de 170 m³ / h.

 

 

  • Puntuación
5

Resumen

El vehículo blindado de recuperación conocido bajo el nombre de K1 (ARV) fue concebido inicialmente para recuperar a los vehículos volcados o dañados en el campo de batalla, además de que también es capaz de proporcionarles servicio de mantenimiento o remolcarlos hasta las unidades de mantenimiento más cercanas, de modo que fue desarrollado en su momento por la gente de la Hyundai Rotem para cumplir con los requerimientos del Ejército Surcoreano, por esta razón el desarrollo del mismo se inició a finales de la década de los 80 y fue asistido en todo momento por el fabricante alemán Rheinmetall. En este mismo sentido, el K1 ARV logró entrar en servicio en algún momento durante el transcurso del año 1993, desde entonces se ha ofrecido ante potenciales clientes de exportación, pero hasta el día de hoy no se ha emitido ninguna orden de producción adicional, aparte de que el ARV K1 se basa principalmente en un chasis modificado del tanque de guerra modelo K1, estando equipado con una potente grúa, un cabrestante y un bulldozer que va montado en la parte delantera, mientras que algunos de sus componentes provienen del vehículo blindado de recuperación modelo Buffel fabricado en Alemania.

Sending
User Review
0 (0 votes)