BREM-1 (Vehículo Blindado de Recuperación)

El vehículo blindado de reparación y recuperación conocido como BREM-1 fue desarrollado especialmente para servir de soporte a una flota de tanques de guerra modelo T-72 y sus derivados, por lo que oficialmente entró en servicio dentro de las filas del Ejército Soviético en algún momento durante el transcurso del año 1975, aunque otras fuentes han informado que la producción del mismo comenzó a tener lugar en el año 1984, además de que hasta principios de la década de los 90 un total de 342 vehículos blindados de recuperación modelo BREM-1 fueron entregados a varios compradores, de modo que el mencionado vehículo de recuperación ha sido exportado con éxito a varios países junto con el tanque de guerra modelo T-72. Por otro lado, es igualmente importante señalar que en algunos casos se suele utilizar para prestar apoyo a los tanques de la serie T-64 y T-80 respectivamente, cuando el operador no tiene un vehículo de recuperación especialmente dedicado, además de que la función principal de este vehículo consiste en llevar a cabo la recuperación de los tanques dañados y otros vehículos blindados que se encuentren varados en el campo de batalla.

En relación a esto último, el BREM-1 es capaz de remolcar a los vehículos dañados y posteriormente trasportarlos hasta el refugio más cercano, el punto de ensamblaje, alguna unidad de mantenimiento o un depósito de reparación, además de que el BREM-1 también puede recuperar vehículos que se encuentren atascados, sumergidos o volcados, al tiempo que puede prestar ayuda a la tripulación durante las reparaciones de campo y mientras llevan a cabo el servicio de vehículos blindados, aunque normalmente esta máquina opera en primera línea, donde no hay reparación fija y en instalaciones de revisión. Por otro lado, el BREM-1 se basa principalmente en un chasis modificado del tanque de guerra modelo T-72, de modo que la torreta de este fue removida completamente y en su lugar se ha instalado una nueva superestructura, además de que también está equipado con una hoja de bulldozer que va montada en la parte delantera, una grúa, un cabrestante y otros equipos especializados, al tiempo que este interesante ARV suele ser operado en todo momento por una tripulación de tres personas, incluyendo al comandante, el conductor y un ayudante.