Bison (Vehículo Militar de Recuperación)

El Bison (bisonte) consiste en un camión de soporte desarrollado en territorio alemán y que se basa en un camión pesado modelo Mercedes-Benz Actors 8×8, de modo que actualmente podemos encontrarlo en servicio dentro de las filas del Ejército de Alemania, organismo que solicitó originalmente un total de por lo menos 12 ejemplares de estos interesantes vehículos de recuperación. Por otro lado, el Bison está equipado con un equipo que fue especialmente diseñado para efectuar labores de recuperación, razón por la cual se suele utilizar principalmente para recuperar varios vehículos militares con ruedas, de modo que es perfectamente capaz de recuperar vehículos blindados del tipo Boxer 8×8 y otros más que cuenten con un peso muy similar.

Igualmente, el Bison puede recuperar camiones militares que se encuentren atascados, dañados, volcados o sumergidos en casi cualquier parte, tras lo cual puede remolcarlas cómodamente hasta las unidades de mantenimiento más cercano, aunque también puede prestar servicio de mantenimiento en pleno campo de batalla. En este mismo sentido, el  Bison también se encuentra equipado con una poderosa grúa de tipo hidráulica, la cual se puede utilizar para llevar a cabo la recuperación de los vehículos que se hayan volcado previamente y para efectuar el levantamiento de diversos tipos de carga, aparte de que también cuenta con un cabrestante de recuperación.

No obstante, también posee unas barras y cables que sirven para labores de remolque, al tiempo que cuenta con un marco especial que se utiliza para levantar vehículos dañados sobre una barra de remolque, de modo que los mencionados vehículos son remolcados en una posición semi-levantada, aparte de que la velocidad máxima de remolque es de unos 80 km / h. aproximadamente. Por otro lado, el Bison tiene una cabina fuertemente blindada, la cual fue desarrollada en su totalidad por el fabricante Mercedes-Benz Trucks en cooperación directa con la Land Mobility Technologies de Suráfrica, siendo capaz de ofrecer un nivel de protección para la tripulación comparable a la de los vehículos de combate de infantería moderna, por lo que se les proporciona en todo momento protección contra disparos provenientes de armas pequeñas, proyectiles de artillería, minas terrestres y artefactos explosivos improvisados.

En relación a lo anterior, es importante señalar que el máximo nivel de protección contra proyectiles es de unos 14.5 mm aproximadamente y el de explosiones es equivalente a unos 10 kg de TNT en cualquier lugar bajo el casco, aunque este vehículo también cuenta con una compuerta en el techo que puede ser destinada para la observación, efectuar disparos y como una salida de emergencia, además de que también puede ser operado por una tripulación conformada por tres personas, incluyendo al comandante, al conductor y un guía.