Atlet (Vehículo Blindado de Recuperación)

El modelo conocido bajo el nombre de Atlet (atleta) consiste en vehículo blindado de recuperación que fue desarrollado como un proyecto de carácter privado, aunque veces muchos se refieren a él como el modelo BREM-84, de modo que este es muy similar a los ARV occidentales más modernos, además de que las tareas típicas del Atlet incluyen por lo general la recuperación de vehículos blindados que se encuentren dañados o estén volcados en el campo de batalla, aparte de que también es capaz de proporcionarles servicio de mantenimiento o remolcarlos hasta las unidades de mantenimiento más cercanas de ser necesario. Por otro lado, es un hecho que el modelo Atlet fue aceptado oficialmente para entrar en servicio con el Ejército Ucraniano en algún momento durante el transcurso del año 2008, pero en realidad solamente se legó a construir uno de estos impresionantes vehículos, aunque este ARV también ha sido propuesto en su momento a varios clientes de exportación, de modo que también es importante señalar que el Atlet se basa principalmente en un chasis modificado del tanque de guerra modelo T-80UD, pero también puede basarse en el chasis del tanque ucraniano más reciente conocido bajo el nombre de Oplot.

En relación a lo anterior, el mencionado vehículo de recuperación está equipado con una potente grúa, un cabrestante y un bulldozer que va montado justo en la parte delantera, de modo que la grúa integrada en el mismo funciona de manera hidráulica y puede elevar hasta unas 25 t, por lo que es muy adecuado para llevar a cabo la mayoría de las misiones, además de que la grúa se instala en una plataforma giratoria, siendo capaz de levantar la torreta de la mayoría de los tanques de guerra existentes en el mercado, aunque si bien es cierto que también se utiliza para levantar los Powerpacks de estas unidades, o bien, para realizar otros trabajos que involucren el levantamiento de carga. Por otro lado, si es necesario efectuar reparaciones en la suspensión de un vehículo, la grúa puede levantar la parte delantera o trasera del vehículo inutilizado para permitir el acceso al sistema que se encuentra dañado, de modo que cuando no sea necesario utilizarla, la grúa descansará a lo largo del lado derecho del casco, además que el cabrestante mecánico principal está provisto con unos 130 m de cable y cuenta con una fuerza de tracción de unas 25 t, aunque con la ayuda de algunas poleas, la fuerza de tracción se incrementa a unas 50 y 75 t, aparte de que el cabrestante principal se utiliza por lo general para llevar a cabo la recuperación de vehículos dañados, atascados, hundidos y volcados.