Type 90 (Tanque de Guerra)

El desarrollo de este nuevo modelo de tanque japonés comenzó a tener lugar en algún momento durante el transcurso del año 1976, siendo concebido con la intención de sustituir a los tanques medianos Type 61 que por aquel entonces se encontraban en servicio activo con las Fuerzas Japonesas para la Autodefensa del Suelo (JGSDF por sus siglas en inglés), además de que este nuevo tanque de guerra fue desarrollado por la Mitsubishi Heavy Industries en colaboración directa con los fabricantes de tanques alemanes Krauss-Maffei y MaK, de modo que en consecuencia, el mencionado tanque de guerra presenta una serie de similitudes específicas con el modelo Leopard 2 de origen alemán, al tiempo que el primer prototipo funcional del modelo Type 90 fue construido en algún momento del año 1982, aunque este impresionante tanque de guerra terminaría siendo adoptado de manera oficial por el JGSDF en algún momento durante el transcurso del año 1989, a la vez que las entregas de carácter inicial comenzarían a tener lugar justo a principios de la década de los 90, aparte de que la producción del mismo a gran escala comenzó a partir del año 1992. En este mismo sentido, se sabe que la producción ya ha sido completada, además de que el modelo Type 90 está ubicado entre los mejores tanques de guerra disponibles en el mundo, al tiempo que durante un período de tiempo bastante considerable fue también el modelo de producción más caro de todos, de modo que el requisito original por parte del Ejército Japonés era originalmente para la adquisición de un total equivalente a unos 600 ejemplares de estos tanques de guerra, pero solamente alrededor de unos 340 vehículos lograron ser construidos debido al alto precio por unidad, aunque si bien es cierto que este particular modelo de tanque nunca fue exportado al exterior, ya que en ese preciso momento las leyes japonesas no permitían la exportación de ningún tipo de equipo militar fabricado en el país, a la vez que el modelo Type 90 presenta un casco y una torreta totalmente soldadas, aparte de que su armadura compuesta tiene cualidades de resistencia muy superiores e igualmente la mitad de la munición se almacena por lo general en el bulto de la torreta con paneles de soplado.

Por otra parte, tenemos que el Type 90 cuenta con un receptor de advertencia láser que puede activar de manera automática los descargadores de granadas de humo, además de que este mismo sistema de protección permite reducir considerablemente las posibilidades de que el mencionado vehículo sea golpeado por misiles anti-tanque que cuenten con guía láser semiautomática, al tiempo que este interesante modelo de tanque de guerra está equipado con protección de tipo NBC y con sistemas automáticos especialmente diseñados para la supresión de fuego, a la vez que este particular tanque está armado con un arma modelo German Rheinmetall Rh-M-120 de unos 120 mm, la cual por cierto fue producida dentro del territorio japonés bajo licencia por la empresa Japan Steel Works, siendo capaz de disparar las municiones del tipo HEAT-MP y APFSDS-T, pero también es compatible con todas las municiones para tanque estándar de la OTAN con unos 120 mm, aparte de que este mismo tanque también está equipado con un cargador de tipo automático. En este mismo sentido, la característica anteriormente mencionada le permitió contar con la capacidad suficiente para albergar a una tripulación de al menos tres hombres, debido a que el cargador ya no era necesario, además de que para ese mismo momento la presencia de un autocargador constituía una característica bastante inusual en este tipo de vehículos, ya que antes sólo los tanques soviéticos estaban equipados con sistemas especiales encargados de la carga automática de municiones, de modo que no se usaron cargadores de carácter automático en los tanques occidentales más contemporáneos, pero aún así los autocargadores que fueron integrados en los tanques de guerra soviéticos usados en la Guerra Fría contaban con un problema en común, pues la munición lista para usar se almacenaba en el compartimento principal, en lugar de hacerlo en un compartimiento separado, por lo que en este caso, una vez que la armadura era penetrada se podía producir la detonación de las municiones a bordo, así que en consecuencia, los diseñadores japoneses trataron de solucionar este problema reubicando el autocargador en el bulto de la torreta con paneles de blow-out, ya que así la munición lista para usar se separa de la tripulación vitando accidentes desafortunados, aparte de que el sistema computarizado para el control de fuego implementado para el Type 90 fue desarrollado en su totalidad por la gente de Mitsubishi y para ese momento fue uno de los sistemas de control de fuego más avanzados del mundo.