Tipo 10 o TK-X (Tanque de Guerra)

El tanque de guerra que ha sido denominado como el modelo Type 10 constituye uno de los últimos desarrollos en relación a vehículo militares por parte de los japoneses, además de que durante las etapa previa a la creación del prototipo funcional, esta misma unidad de combate era conocida como el tanque modelo TK-X, de modo que este nuevo tanque de carácter ligero es evidentemente mucho más pequeño e igualmente pesa mucho menos que otros tanques de guerra actualmente disponibles en el mercado, al tiempo que es significativamente mucho más ligero que el moderno tanque de guerra japonés conocido bajo el nombre de Type 90, a la vez que este particular vehículo de combate fue diseñado así con la intención de cumplir con las leyes japonesas referentes a las carreteras del país, aparte de que este nuevo modelo de tanque también puede ser transportado en remolques comerciales del tipo estándar, aunque si bien es cierto que los tanques más ligeros son igualmente más fáciles de transportar por vía marítima. Por otro lado, el desarrollo del tanque TK-X comenzó a tener lugar justo a principios del año 2000, aunque a decir verdad algunos de sus subsistemas se desarrollaron mucho tiempo antes, más específicamente a finales de la década de los noventa, además de que se hizo mucho hincapié en las capacidades del C4I y también en la obtención de un nivel de protección mucho mayor, así como también en el mejoramiento de su potencia de fuego y en su nivel de movilidad, de modo que este impresionante vehículo de carácter militar fue revelado públicamente y por primera vez en algún momento durante el transcurso del año 2008, aparte de que la Mitsubishi Heavy Industries constituye el contratista principal del modelo Type 10, el cual por cierto es considerado en la actualidad como uno de los tanques de guerra más avanzados del mundo, así que por esta y otras razones, en el año 2010 el Ministerio de Defensa Japonés ordenó 13 ejemplares de estos tanques, los cuales pro cierto entraron en servicio con las Fuerzas Japonesas para la Autodefensa en Tierra en el año 2012, esto con la intención de reemplazar al ya viejo modelo Type 74 y para servir como complemento a los vehículos de combate Type 90.

Asimismo, este interesante modelo de tanque que fue fabricado en su totalidad dentro del territorio japonés puede ser visto como un tanque medio en lugar de un verdadero tanque de guerra, ya que fue diseñado con la guerra asimétrica como base para su desarrollo, además de que le falta una armadura que sea lo suficientemente gruesa y que sea muy similar a la que podemos encontrar presente en los tanques de guerra más modernos, de modo que su principal función en el campo de batalla consiste en brindar todo el apoyo posible a las unidades de infantería haciendo uso de su gran poder de fuego, esto en lugar de combatir directamente a los tanques que estén siendo controlados por la facción enemiga, al tiempo que los desarrolladores de este vehículo pusieron un gran énfasis en todo lo referente a la protección contra las municiones provenientes de los RPG a la vez que el vehículo en cuestión fue equipado en su totalidad con una armadura compuesta de cerámica modular inclinada, la cual es realmente muy similar a la que se utiliza por lo general en el modelo Leopard 2A5, e igualmente su perfil lateral es bastante parecido al del tanque Leclerc, aunque si bien es cierto que los módulos de blindaje que hayan resultado dañados durante el combate pueden reemplazarse con mucha facilidad en condiciones de campo, aparte de que la armadura con carácter adicional también puede ser retirada del tanque para reducir el peso de combate a solo unas 40 t, esto con la finalidad de facilitar su transporte. Por otro lado, este particular modelo de tanque de guerra también se completa con algo de protección del tipo NBC y con algunos sistemas automáticos especialmente diseñados para la supresión de fuego, además de que sus lanzadores de granadas de humo están acoplados a un conjunto de receptores de advertencia láser, los cuales se activan de forma automática justo cuando el tanque es iluminado por un rayo láser, por lo que este particular e interesante sistema de protección de carácter pasivo permite reducir notablemente la posibilidad de que el vehículo en cuestión pueda llegar a ser golpeado por misiles guiados anti-tanque que posean una guía láser semiautomática, aparte de que el Type 10 cuenta con la capacidad suficiente para albergar cómodamente a una tripulación consistente de tan solo tres personas, incluyendo al comandante, un artillero y el conductor del mismo, al tiempo que este impresionante modelo de tanque cuenta con un sistema automático que fue especialmente diseñado para la carga de municiones, por lo que no hay necesidad alguna de integrarle una cargadora.