T-90 (Tanque de Guerra)

El tanque de guerra denominado T-90 (MBT), constituye un desarrollo adicional de un modelo conocido como el T-72, el cual fue aceptado para servir dentro de las filas del Ejército Ruso en el año 1993, y su producción de baja tasa comenzó a tener lugar en algún momento durante el transcurso del año 1994. De modo que, actualmente, el Ejército Ruso opera regularmente cerca de unos 750 ejemplares de estos poderosos tanques de guerra. Mientras que otras fuentes han informado sobre la existencia de alrededor de unos 1.000 tanques de guerra T-90, de todas las variantes, en servicio con el organismo militar anteriormente mencionado. Además de que, es sin lugar a dudas el tanque más moderno que actualmente se encuentra en servicio con el Ejército Ruso, quienes tienen un requisito para alrededor de unos 1.500 de estos tanques. Aunque, si bien es cierto que, también en la actualidad, constituye el único modelo de tanque de guerra que está siendo producido en masa dentro del territorio ruso. Al tiempo que el T-90 es considerado como uno de los 10 mejores tanques de guerra que existen en el mundo.

Igualmente, constituye el tanque más acertado comercialmente hablando en el mercado global. De modo que, los operadores de exportación de este interesante modelo, son Argelia (con unos 305 ejemplares), Azerbaiyán (con unos 114), Turkmenistán (tienen 40 de ellos) y Venezuela (con unos 50 o 100 aproximadamente). Mientras que el mayor operador de exportación es la India, el cual obtuvo alrededor de unos 620 tanques en kits del tipo “knock-down” para el montaje local, debido a que planean producir otros 1.000 tanques en el interior de su propio territorio. Además de que, el modelo T-90, vio la acción por primera vez durante el desarrollo de los conflictos militares que tuvieron lugar en el área de Ucrania y Siria. Al tiempo que, el tanque de guerra T-90, utiliza un chasis bien probado del modelo T-72, junto a la torreta con todos los sistemas de armas que normalmente era instalada en el modelo T-80U. A la vez que presenta un casco de armadura compuesto y totalmente soldado, con bloques de armadura explosivo reactiva del tipo “built-inKontakt-5. Aparte de que, su nivel de protección se ve reforzado en gran parte por el sistema de contramedidas modelo Shtora-1, el cual reduce significativamente la posibilidad de que el vehículo en cuestión sea golpeado por un ATGW enemigo, que esté dotado con guía semiautomática. Mientras que, los primeros tanques de producción, contaban una torreta fundida.

De igual manera, el tanque de guerra correspondiente al modelo T-90 viene con un arma modelo 2A46M completamente estabilizada de unos 125 mm. Además de que, esta misma arma también suele ser utilizada para lanzar misiles guiados anti-tanque del modelo 9K119 Refleks (designación OTAN AT-11 Sniper-B), de la misma manera en que lo haría con las municiones ordinarias. Mientras que, estos potentes misiles, tienen rango equivalente a unos 4 o 5 kilómetros, e igualmente pueden acoplar a los helicópteros de combate que se encuentren volando bajo. Al tiempo que, el arma principal instalada en el modelo T-90, se completa con un cargador automático del tipo carrusel. Por lo que un total de 22 municiones son llevadas en el interior del mismo, estando listas para ser disparadas en casi cualquier momento. Aunque, la munición restante es almacenada por lo general en el compartimento principal, en lugar de hacerlo en un compartimiento separado con paneles especiales. De modo que, este inconveniente era muy común en todos los tanques soviéticos que fueron diseñados durante la era de la Guerra Fría.

Por otro lado, el armamento secundario de este interesante modelo de tanque consiste en una ametralladora coaxial de unos 7,62 mm, y una ametralladora adicional de unos 12,7 mm que va montada justo en el techo del vehículo, la cual puede ser controlada de forma remota e igualmente puede ser utilizada contra blancos terrestres y aéreos. Además de que,  el sistema especialmente diseñado para el control de fuego del modelo T-90, fue realmente muy adecuado para la década de los noventa. Pero, aún así, actualmente no puede igualar la capacidad de los sistemas instalados en los tanques de guerra más modernos. Mientras que el modelo T-90 carece por completo de puntos de vista avanzados con visión térmica, así como también de una vista panorámica para el comandante, lo que le permitiría llevar a cabo la detección y posterior acoplamiento de objetivos de una forma más rápida. Al tiempo que, este particular modelo de tanque, cuenta con la suficiente capacidad como para albergar cómodamente a una tripulación de tan solo tres personas, incluyendo al comandante, un artillero y el conductor del mismo.