T-80 (Tanque de Guerra)

El tanque de guerra correspondiente al modelo T-80 constituye un desarrollo adicional del T-64, el cual por cierto tenía una serie de inconvenientes muy significativos. Además de que, también era considerado como una alternativa mucho más capaz frente al tanque de guerra modelo T-72. Mientras que, las características más destacadas del nuevo modelo T-80 sobre el anterior T-72, son principalmente su motor completamente basado en una turbina de gas y la capacidad del vehículo para despedir los misiles teledirigidos del tipo AT-8 Songster (presente en el T-80B y variantes posteriores), de la misma manera en que normalmente lo haría con los proyectiles ordinarios. De modo que, el tanque de guerra T-80 fue adoptado por el Ejército Soviético en algún momento durante el transcurso del año 1976. Pero, en realidad la versión original nunca llegaría a ser construida en grandes cantidades. Aunque, con la eventual introducción del modelo T-80, la extinta Unión Soviética llegó a operar un total de tres diferentes variedades de tanques de guerra, los cuales fueron el T-64, el T-72 y el T-80. Aparte de que, todos estos tanques contaban con un diseño muy parecido entre sí y hasta presentaban capacidades ampliamente similares. Pero, con la diferencia fundamental de que el modelo T-80 era el más capaz de entre todos ellos.

No obstante, los principales componentes de estos tres tanques de guerra lamentablemente no eran intercambiables. Además de que, fue una tarea muy difícil para el Ejército Soviético apoyar a todos estos tipos diferentes de tanques simultáneamente. Mientras que, en la actualidad, los rusos operan un total de 4.500 ejemplares del modelo T-80 en todas las variantes que llegaron a ser producidas desde la concepción del proyecto. Aunque, si bien es cierto que la gran mayoría de estos tanques de guerra aún se mantienen en reserva. Al tiempo que, algunas fuentes oficiales han informado que todos los tanques correspondientes a la serie T-80 debían ser retirados del servicio activo para el año 2015. En consecuencia, ya para estos momentos, el Ejército Ruso opera los nuevos modelos T-90 y revisa o somete regularmente a ciertas actualizaciones a todas las versiones del T-72. Por lo que, la razón principal de todo esto, tiene que ver con el hecho de que estos tanques con motores más convencionales, son mucho más baratos de operar y de mantener que los tanques del modelo T-80.

Por otra parte, otros operadores del modelo T-80 y todas las variantes producidas son Bielorrusia (con un total de 92), China (con alrededor de unos 200), Chipre (con 41 en total), Kazajstán, Corea del Sur (con 80 ejemplares operativos), Siria (con alrededor de 320) y Ucrania (con unos 271 unidades). Además de que, el tanque de guerra T-80 presenta una armadura compuesta en el arco delantero, e igualmente esta maquinaria de guerra ha sido armada con un arma principal estabilizada de unos 125 mm, completada con un cargador de tipo automático. Mientras que, el armamento de carácter secundario, consiste principalmente en una ametralladora coaxial de unos 7,62 mm y una ametralladora antiaérea de 12,7 mm. Al tiempo que,  el vehículo en cuestión, cuenta con la capacidad suficiente como para albergar a una tripulación de tan solo tres hombres, incluyendo a un comandante, un artillero y el conductor. Aunque, este impresionante modelo de tanque de guerra igualmente está equipado con un motor GTD-1000T totalmente basado en una turbina de gas, el cual le permite desarrollar alrededor de unos 1000 caballos de fuerza (HP). Por lo que, básicamente se trata de una planta modificada para helicópteros.

En este mismo sentido, las principales ventajas de este motor son sus dimensiones evidentemente más compactas, su alta potencia de salida y su capacidad de arranque cuando la temperatura es tan baja como unos -40 ° C. En consecuencia, el modelo T-80 llegó a ser en su momento mucho más rápido que el tanque T-72 y el T-64, e igualmente tuvo un rendimiento muy superior a los anteriores modelos en situaciones de campo abierto. Pero, lamentablemente su motor basado en una turbina de gas presenta una serie de inconvenientes importantes. De modo que, el más notable de todos ellos consiste en un alto consumo de combustible, seguido por un mantenimiento bastante problemático y de un alto precio por unidad. Además de que el tanque modelo T-80 también está equipado con una unidad de alimentación auxiliar, la cual cumple con la finalidad de alimentar a todos los sistemas del vehículo, justo cuando el motor principal está apagado. Mientras que, la suspensión del modelo T-80 fue notablemente mejorada en comparación con la que podemos encontrar presente en el T-64.