T-72 (Tanque de Guerra)

El tanque de guerra correspondiente al modelo T-72 Ural, fue desarrollado desde el principio como una alternativa mucho más barata y confiable, pero al mismo tiempo menos capaz frente al tanque T-64. Además de que, en realidad se trata de un producto basado en un diseño de filosofía soviética tradicional, e igualmente sus diseñadores utilizaron algunos componentes probados siempre que esto les fue posible, mejorando los componentes ya existentes cuando era requerido, y haciendo modificaciones aún mayores sólo cuando se necesitaba desarrollar nuevos componentes. Mientras que, el tanque modelo T-72, logró entrar en servicio por primera vez con el Ejército Soviético en algún momento durante el transcurso del año 1973. Al tiempo que, un total de apenas 30.000 tanques de este mismo tipo llegaron a ser producidos dentro del territorio controlado por la extinta Unión Soviética, China, Checoslovaquia, India, Rumania y Yugoslavia. Aparte de que, también logró ser exportado de forma exitosa a unos 30 países alrededor del mundo. Pero, ya para finales de la década de los 90, los rusos estaban operando alrededor de 9.000 ejemplares de estos impresionantes tanques de guerra.

Asimismo, el tanque de guerra T-72 está protegido por una armadura del tipo compuesto. Además de que, algunas fuentes han afirmado que la armadura delantera del modelo T-72 es equivalente a unos 500 o 600 mm de armadura homogénea laminada (RHA). Mientras que, justo en el momento de su introducción al mercado, el T-72 era capaz de soportar cualquier munición de unos 105 mm, en rangos superiores a unos 500 m. Esto a pesar de que los tanques occidentales contemporáneos estuviesen armados con cañones de unos 105 mm. Aunque, en el caso particular de la armadura delantera, esta no podía ser penetrada por los misiles guiados anti-tanque contemporáneos del Dragon o el TOW. Al tiempo que, la armadura lateral, proporciona en todo momento el suficiente nivel de protección contra los cañones IFV y contra los helicópteros de combate controlados por el enemigo. De modo que, los modelos de producción posteriores, empezaron a ser equipados con un conjunto de faldas laterales. Aparte de que, el tanque modelo T-72, se completa con el sistema de protección NBC y con un equipo automático especial encargado de la supresión de fuego.

Igualmente, este particular tanque de guerra se completa a su vez con un cañón de unos 125 mm. Además de que, el arma principal, está equipada con un nuevo cargador de carácter automático tipo carrusel, ya que el cargador normalmente instalado en el anterior modelo T-64 era muy poco confiable, y tenía una serie de otros inconvenientes de gran importancia. Pero, aún así el cargador automático presente en el T-72 era mucho más lento que el usado en el T-64, e igualmente la velocidad máxima de fuego era de hasta unas 8 municiones por minuto, o muy probablemente entre 1 a 2 por minuto, solo para cuando el arma era cargada de forma manual. Mientras que, el armamento secundario de este poderoso tanque de guerra, consiste en una potente ametralladora coaxial de unos 7,62 mm y una ametralladora adicional de unos 12,7 mm, las cuales van montadas en la parte superior del techo. Aunque, y siempre según los estándares establecidos en los territorios occidentales, este vehículo de combate tenía una mala capacidad de visión nocturna, lo cual era un grave inconveniente a tomar en cuenta por los clientes potenciales. Aparte de que, el mencionado vehículo militar, cuenta con la suficiente capacidad como para albergar a una tripulación de tan solo tres personas, incluyendo al comandante, un artillero y el conductor.

Finalmente, tenemos que el tanque de guerra modelo T-72, es accionado en todo momento por un motor diesel modelo V-46, el cual le permite desarrollar alrededor de unos 780 caballos de fuerza (HP), e igualmente ha mejorado mucho la suspensión en comparación con su predecesor. Además de que, utiliza un total de seis ruedas de carretera aún más grandes, las cuales en realidad son bastante similares a las que se utilizan en los tanques de la serie T-55 y T-62. Mientras que, este tanque se completa con una cuchilla auto-afianzadora que le permite cavar una zanja durante un lapso de entre 12 a 40 minutos aproximadamente, siempre dependiendo del tipo de tierra presente en el campo de batalla. Aunque, cuando el anterior aditamento no está siendo utilizado para llevar a cabo las labores de excavación, sirve para proporciona un cierto nivel de protección adicional en la parte frontal del casco. Aparte de que, el vehículo en cuestión, está equipado con un kit de vadeo profundo, por lo que puede evadir obstáculos acuáticos de hasta unos 5 metros de profundidad.