T-64 (Tanque de Guerra)

El desarrollo del tanque de guerra correspondiente al modelo T-64, comenzó a tener lugar en algún momento durante el transcurso del año 1954. Mientras que, los primeros tanques de la producción, fueron entregados oportunamente al Ejército Soviético a lo largo de todo el año 1963, pero no terminarían siendo adoptados de forma oficial sino hasta 1967. Además de que, su presentación en público tuvo lugar justo a principios de la década del 70. Tras lo cual, más de 6.000 ejemplares de estos impresionantes tanque de guerra, en todas sus versiones, llegaron a ser construidos. De modo que, durante su introducción, el tanque de guerra T-64 consistía en un vehículo de combate muy avanzado, pero desgraciadamente tenía una serie de inconvenientes muy significativos. Por esta razón en particular, parece que nunca se atrevieron a exportado más allá de las fronteras de la Unión Soviética. Aunque, en la actualidad, este tanque se puede encontrar en servicio activo con Ucrania (con un total de 1.500 ejemplares) y Uzbekistán (con tan solo unas 100 unidades).

En este mismo sentido, Rusia contaba desde hace tiempo con miles de tanques T-64 en condición de almacenamiento, pero algunas fuentes ha llegado a afirmar, que ya para el año 2013, la mayoría de estos tanques de guerra terminaron siendo desechados. Mientras que, otras fuentes también informan, que a principios de los años 2000, aproximadamente un total de 10 de estos tanques de guerra fueron enviados desde Uzbekistán a Angola, pero lo cierto es que esta venta no ha sido confirmada por ninguna de las partes supuestamente involucradas en dicha transacción. Aunque, si bien es cierto que en el año 2013 Ucrania vendió alrededor de unos 50 ejemplares de estos tanques al Congo, siendo esta la primera venta oficial con carácter de exportación de este modelo de tanque. Además de que, en el año 2014, los tanques mejorados T-64 del Ejército Ucraniano lograron participar por primera vez en combate, durante el desarrollo de un gran conflicto militar que estaba llevándose a cabo en el interior de Ucrania. Aparte de que, también desde ese mismo año, un gran número de tanques rusos correspondientes al modelo T-64, llegaron a ser suministrados a los separatistas respaldados por Rusia en el este de Ucrania.

Asimismo, el T-64 había mejorado notablemente el nivel de protección ofrecido por la armadura, comparándolo siempre con los tanques soviéticos anteriores a su introducción. Además de que, fue el primer tanque de origen soviético en usar armadura compuesta de cerámica. Al tiempo que el T-64 está equipado con protección NBC, y con varios sistemas automáticos especialmente diseñados para la supresión de fuego. Mientras que, la versión inicial del tanque de guerra T-64, fue armada con una potente arma estabilizada de unos 115 mm, pero la versión de producción inicial suele ser considera como un tanque medio debido a su calibre. Aunque, llegados a este punto, también es importante señalar que este modelo no fue construido en gran número, e igualmente el T-64 constituía el primer tanque soviético que contaba con un cargador de tipo automático. De modo que, para ese preciso momento, solamente el STRV-103 de origen sueco presentaba tal característica. Aparte de que, la instalación de uno de estos elementos, permitió la eventual reducción en el tamaño de la torreta para este vehículo de combate en particular, ya que no era necesaria la presencia de un miembro de la tripulación, para encargarse de las operaciones relativas a la carga de los diferentes armamentos.