NKPz (Tanque de Guerra Prototipo)

El modelo NKPz, también conocido como el Neuer Kampfpanzer, fue desarrollado en su totalidad por la gente de Contraves a mediados de la década del 70 con la intención de cumplir con un requerimiento especial del Ejército Suizo para producir un nuevo tanque de guerra. Además, este particular modelo serviría como un reemplazo adecuado para una flota de alrededor de unos 320 Centuriones, la cual era normalmente utilizada por este mismo organismo militar. Mientras que, el tanque NKPz constituía un diseño muy avanzado para la época. Pero, a principios de la década de 1980, el Gobierno Suizo tomó la decisión de construir bajo licencia tanques Leopard 2 de origen alemán en su lugar. Lo anterior, debido al hecho de que estos tanques eran entre un 15 y un 30% más baratos en comparación con el NKPz, pero también resultaban ser inferiores en algunos aspectos.

Por otro lado, el diseño del NKPz era bastante similar al modelo Merkava de origen israelí. Además, este tanque de guerra tenía un casco en forma de cuña y venía con un motor montado en la parte delantera. Esto, según se decía, para conseguir un mayor nivel de protección. Mientras que, la parte trasera del casco, estaba exclusivamente destinada al almacenamiento de las municiones. Al tiempo que un sistema de protección del tipo NBC fue diseñado como una característica estándar. Aparte de que, el vehículo en cuestión, fue armado con un arma de unos 120 mm fabricada por la Rheinmetall, la cual por cierto estaba equipada con un cargador automático.

Asimismo, esta misma arma ya había sido usada en el modelo Leopard 2. Mientras que, el NKPz también fue equipado con un sistema especialmente diseñado para la supresión de fuego que era muy avanzado. Al tiempo que el NKPz llevó consigo un total de 44 rondas de municiones para el arma principal, las cuales iban almacenadas en un compartimiento especial, que fue separado de la tripulación. Además, el armamento secundario de este vehículo de combate consistía principalmente en dos potentes ametralladoras de unos 7,5 mm. Una de ellas, estaba montada coaxialmente con el cañón principal, mientras que la otra había sido colocada sobre el techo.

De igual forma, este vehículo militar contaba con la suficiente capacidad como para albergar cómodamente a una tripulación de tan solo tres personas, incluyendo al comandante, un artillero y el conductor. Mientras que, el tanque también fue propulsado en todo momento por un motor diesel modelo Austrian Sauer de 12 cilindros, capaz de desarrollar los 1.400 caballos de fuerza (HP). Aunque, se sabe que también contaba con una unidad de energía auxiliar, consistente en el motor diesel de la VW Golf. Aparte de que, la suspensión hidroneumática de este tanque, contaba con una distancia con respecto al suelo de carácter ajustable.