Merkava Mk.3 (Tanque de Guerra)

El tanque de guerra conocido como el modelo Merkava Mk.3 constituye un sucesor directo del Mk.2, el cual fue mostrado en público por primera vez en algún momento durante el transcurso del año 1989, de modo que los tanques de este modelo que llegaron a ser producidos entraron inmediatamente en servicio con las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en el año 1990, pero por alguna razón aparente la producción de los mismos cesaría má tarde en el año 2003, por lo que tan solo un total de 780 ejemplares de estos impresionantes tanques de guerra llegaron a ser construidos, aunque muy a pesar de ello, este interesante modelo todavía es ampliamente utilizado por el IDF junto con el nuevo modelo que ha sido denominado como el Merkava Mk.4, además de que el Merkava Mk.3 cuenta con el mismo tipo de diseño que sus predecesores, reflejando de esta manera los requisitos únicos del MoD israelí, al tiempo que este particular tanque de guerra ha mejorado considerablemente el nivel de protección de la armadura, la potencia de fuego y la movilidad, aparte de que la protección de este potente tanque fue completamente mejorada tras la adición de una armadura modular de carácter pasiva. En este mismo sentido, los módulos que se encuentren dañados pueden llegar a ser reemplazados muy fácilmente en condiciones de campo, además de que esta misma armadura también se puede actualizar de una manera constante, siempre y cuando se dispongan de los módulos más avanzados, aunque si bien es cierto que este particular modelo de tanque de guerra también puede ser equipado con bloques de armadura reactiva explosiva, al tiempo que el Mk.3 también suele estar equipado con un sistema de advertencia basado en láser, aparte de que a diferencia de los otros modelos anteriores, esta nueva maquinaria bélica cuenta con un motor que va montado justo en la parte delantera, esto con la intención de obtener un mayor nivel de protección para la tripulación.

Asimismo, el mencionado vehículo militar puede equiparse en cualquier momento con el sistema de protección activa del tipo Trophy, además de que el modelo conocido como el Merkava Mk.3 ya viene equipado con un poderoso cañón totalmente estabilizado de unos 120 mm, el cual ha sido desarrollado localmente por la Israel Military Industries, por lo que este arma puede disparar todas las municiones estándar de la OTAN de unos 120 mm, aunque si bien es cierto que también puede disparar misiles guiados del tipo LAHAT anti-tanque que son lanzados por el arma de la misma manera en que se haría con los proyectiles ordinarios, al tiempo que las municiones se suelen almacenar en recipientes separados, de modo que el vehículo en cuestión igualmente está equipado con un nuevo sistema especialmente diseñado para el control de fuego, el cual por cierto fue desarrollado en su totalidad por el fabricante Elbit, de manera que el mencionado sistema de control de fuego cuenta con un seguimiento automático de objetivos, aparte de que el armamento de carácter secundario de este impresionante tanque de guerra consta de tres ametralladoras de unos 7,62 mm. En este mismo sentido, una de ellas va montada coaxialmente junto con el arma principal, mientras que el resto tienden a ser colocadas por lo general en la parte superior del techo, aunque a veces los tanques Mk.3 pueden estar equipados con potentes ametralladoras de unos 12,7 mm, además de que este modelo de tanque de guerra también está equipado con un mortero de unos 60 mm que puede ser controlado de manera remota, el cual se utiliza en todo momento para disparar municiones de iluminación y de fragmentación, al tiempo que el modelo Merkava Mk.3 cuenta con la suficiente capacidad como para albergar cómodamente a una tripulación de cuatro personas, incluyendo al comandante, un artillero, un cargador y el conductor, aparte de que el Merkava Mk.3 presenta una característica realmente única y que consiste en el hecho de que puede llevar hasta diez tropas en su interior, esto solo cuando se descarga la munición, por lo que estas tropas pueden entrar y salir del vehículo a través de una escotilla que se encuentra ubicada en la parte trasera del mismo.