Leopard 1 (Tanque de Guerra)

El desarrollo del tanque guerra conocido como el Leopard 1 tuvo sus inicios en el año 1956 y tomó alrededor de unos 10 años para poder concretarse, de modo que los primeros ensayos comenzaron en algún momento durante el transcurso del año 1961, además de que el mencionado vehículo entró en servicio con la Bundeswehr en el año 1965, pero la producción del mismo llegaría a su fin en el año 1984, tras lo cual fue reemplazado por un nuevo modelo que más tarde sería denominado como Leopard 2, aunque a pesar de ello, el modelo Leopard 1 fue un diseño muy exitoso, ya que más de unos 4.000 de estos impresionantes tanques de guerra fueron construidos dentro del territorio alemán. En este mismo sentido, otros 720 ejemplares fueron producidos directamente en Italia, aunque muy a pesar de su edad, el modelo Leopard 1 todavía puede encontrarse en servicio activo con toda una serie de operadores de exportación, además de que este vehículo de combate cuenta con un casco soldado y una torreta moldeada, aparte de que suele estar equipado con equipo de protección NBC para la tripulación, contando también con el arma modelo L7A3 de origen británico de unos 105 mm, la cual se carga de forma manual, mientras que el armamento secundario consiste por lo general en una ametralladora coaxial de unos 7,62 mm y una MG antiaérea de unos 7,62 mm que va montada en el techo.

Asimismo, el mencionado vehículo es propulsado en todo momento por el motor diesel modelo MTU MB 838 Ca M500 multi-combustible, el cual le permite desarrollar sin problema alguno alrededor de unos 830 Caballos de Fuerza, además de que el motor y la transmisión pueden ser reemplazados en condiciones de campo durante un lapso de apenas 20 minutos, aparte de que la suspensión de la barra de torsión consta de siete ruedas de carretera, con el piñón de transmisión ubicado justo en la parte trasera y el freno en la parte delantera. En este mismo sentido, el Leopard 1 también está equipado con un kit de vadeo profundo y después de la preparación es capaz de vadear obstáculos en el agua de hasta 4 m de profundidad, aunque si es realmente necesario, a este tanque de guerra se le puede montar una cuchilla, además de que también vale la pena comentar que algunos países hicieron mejoras locales a sus tanques Leopard 1, esto con la finalidad de extender aún más su vida de servicio.