AMX-32 (Prototipo de Tanque de Guerra)

El tanque de guerra modelo AMX-32 es una versión totalmente perfeccionada del éxito comercial conocido por el nombre de AMX-30, de modo que su desarrollo comenzó a tener lugar en algún momento durante el transcurso del año 1975, aunque si bien es cierto que el primer prototipo completamente funcional fue revelado a principios de la década de los 80, aparte de que este particular modelo de tanque fue desarrollado con un carácter privado y exclusivamente para el mercado de exportación, pero lamentablemente no recibió ningún tipo de órdenes para comenzar a llevar a cabo su producción en masa. Por otro lado, es evidente que el modelo AMX-32 ha mejorado mucho en lo que se refiere a la protección de la armadura, ya que el blindaje compuesto se utilizó en el arco frontal del casco y también a nivel de la torreta, además de que el AMX-32 cuenta con una torreta totalmente soldada, en lugar de el mismo modelo que normalmente era montado en su predecesor.

Igualmente, se añadieron los faldones laterales para una mejor protección a nivel del casco, al tiempo que también fue equipado con protección del tipo NBC y con sistemas para la supresión automática de fuego, además de que el AMX-32 se encuentra armado con un arma no estabilizada de unos 105 mm., la cual es muy similar a la que presenta el modelo AMX-30, aunque también se podía encontrar disponible con un nuevo cañón de unos 120 mm., de modo que ambas armas de fuego, tanto la de 105 mm como la de 120 mm utilizaban municiones del tipo estándar de la OTAN, respectivamente. Por otro lado, el AMX-32 fue equipado con el nuevo sistema para el control de fuego conocido como COTAS, el cual consiste en una computadora balística, observación pasiva, un equipo especial para la puntería y un telémetro de tipo láser.

Sin embargo, el principal inconveniente con este particular modelo de tanque consistía en la falta de un equipo especialmente diseñado para la estabilización del arma integrada y al hecho de que no podía disparar con mucha precisión cuando se encontraba en pleno movimiento, aunque aún así se alegaba que el modelo AMX-32 tenía una probabilidad de éxito del 90% contra cualquier blanco estacionario que estuviese ubicado en unos 2.000 m de alcance en condiciones de día o de noche. Por otro lado,  el armamento secundario del mismo consiste en un potente cañón de unos 20 mm dotado con elevación independiente y una ametralladora de unos 7,62 mm que por lo general iba montada en el techo, además de que  el AMX-32 podría ser impulsado en todo momento por el motor Hispano-Suiza modelo HS-110 multi-combustible diesel que también era utilizado por el AMX-30, logrando desarrollar unos 720 Caballos de Fuerza aproximadamente, o bien, la unidad HS-110-S2 que iba montada en la mejora conocida como el AMX-30B2, que le permitiría desarrollar hasta 780 Caballos de Fuerza, aparte de que el chasis del modelo AMX-32 es realmente muy similar al que podemos encontrar presente en el AMX-30, aunque con algunas mejoras menores.